martes, 20 de junio de 2017

Eter-na




He visto a la crueldad del hombre
llamarse belleza…

a los océanos rugir
con fuerza, desesperados,
buscando otro planeta.

a niños invertidos
en moneda y a los ancianos
muertos de tristeza.

He visto a la maldad del hombre
llamarse nueva era…

madres pariendo críos sin asistencia
y padres engañados con un logo
de supervivencia.

He visto los bosques desolados,
y a sus arboles pedir clemencia…

muertos caminando de día
y vivos durmiendo cada
noche en una vereda.

He visto a la bondad del hombre
llamarse pobreza y al egoísmo,
riqueza…

Y también,
a la humanidad entera
perderse en su afán
de querer, ser eter-na.

sábado, 28 de enero de 2017

Juré un jamás


Juré un jamás
a tus ojos
-jamás escribir para ti-

Los años pasaron tan
veloz y drásticamente
que mi infinita soledad
no hace más que recordarte.

me recuerda
-cuántas veces por querer
decirte-
que sí te amaba

terminaba alejándote-me

Y aquí estoy,
tan arrepentida como mis
años mágicos,
tan sola como si nunca
hubieras estado.

Traté, lo juro,
eso de olvidarte...

Pero aquí me tienes
con mi soledad como
ofrenda a un amor que
nunca me he entregado
y con el pasar de los años
aún no lo he olvidado.

Juré un jamás,
jamás
decirte que te amo.







jueves, 8 de diciembre de 2016

10 de enero

10 de Enero

Y así, sin ruedos,
sin acuerdos,
con una valija cargada
de egoísmo, mentiras y
desprecio.

Me despachaste, así,
como a un objeto,
como a una bolsa de basura
llena de arena en todo el
cuerpo y un grito de angustia
cargando en mi pecho.

Llené mi garganta de silencios,
mi cama de recuerdos,
mi poesía de excremento.

Mi sexo se convirtió en
una nada, en un insignificante
símbolo femenino destruido
e insatisfecho.

Y a casi un año de aquél
recuerdo,
permito decirme-te, así sin
vueltas.

Ya no te siento.


sábado, 19 de marzo de 2016

El Silencio del Poeta

El silencio del poeta
cubre todas las estaciones del año,
no toma feriados puente
ni vacaciones
y tampoco cobra aguinaldos.

Es fuerte, jorobado,
indeciso, poco sabio,
reacio, malhumorado,
desquiciado, irrespetuoso
y bastante desalmado.

El silencio del poeta
cree tener siempre la razón
para verbalizar todo con acento,
puntuación, sintaxis,
premisas ilógicas,
aforismos baratos, frases trilladas
y algún texto dramaturgo servido al plato.

No creas que este silencio
es torbellino de ideas precisas,
de dioses que se manifiestan
en su cabeza obsequiándole
la sabiduría pensante.

Tampoco creas que es un festín
de lecturas poéticas,
que se leen
y releen más de la cuenta,
o que su intelecto mueve
millones de letras dentro
de su cerebro y se manifiesta
en un verso magnífico
lleno de aplausos y ovaciones.

No, no lo creas.

Es un silencio que aterra,
demoniza, larga humo como
chimenea, se impacienta
y deja de existir sin que nos demos
cuenta.

Dicen que el silencio es sabiduría...

Pero en la mente de un poeta,
es un estruendo vertiginoso
de todo el planeta, de mundos
y submundos que conviven dentro
de su cabeza.

Por eso cuando veas
a un poeta en silencio,
no lo toques
no lo veas
ni lo muevas de su lugar.

No vale la pena,
que te clave un cuchillo
por la espalda con alguna
de sus letras y de tu cuerpo
moribundo haga un crucigrama
para hacer una fiesta.









viernes, 11 de marzo de 2016

El mundo explota

Me dicen, me hablan,
me condicionan, me sofocan.

Me mienten, me ladran, me
enfurecen, me traicionan.

Me gritan, me humillan,
me pegan, me matan.

Me ditorsionan, me proyectan,
me psicoanalizan, me trastornan.

Me paralizan, me obstaculizan,
me tiran por la borda.

¡Quiero bajarme del tren! - Alguien grita.

Digo yo:

Baje ahora o el mundo explota.


sábado, 5 de marzo de 2016

Crueldad Siniestra

Historias extrañas
paisajes memorables
sueños con aires de cambio

Aromas que estremecen
al alma rota.

Disparos fuertes y silenciosos
que matan todo el pasado engañado
y dócil a cualquier hazaña

Busco por todas partes
una palabra, una sentencia,
un indecoroso reto del destino

Tengo la certeza de que puedo
morir en cualquier momento y
también dejar de respirar
si yo lo decido.

Pero hoy decido nombrarte,
amarte, esclavizarte, arrodillarte,
acomodarte, vivirte, gozarte,
maltratarte.

Para que luego decidas
si mi crueldad es proclive a
tus andanzas, o sólo,
el reto del destino
que tanto anhelaba.